Aventador S Roadster, en el orden natural de las cosas

23 de septiembre de 2017

A principios de año se dio a conocer el lavado de cara del Aventador, renombrado como Aventador S, y, como era normal, le iba a tocar pasar por la cirugía estética a su hermano convertible. Y es que está variante que permite "llevar la melena al viento" también merecía esa actualización y, de paso, ese extra de picante que esos 40 PS extra le dan.

¿Y que trae de nuevo el S Roadster? Pues a grandes rasgos lo mismo que el coupe: dirección en las cuatro ruedas, modos de conducción recalibrados (incluido el nuevo modo EGO), mejor sistema de suspensión, una ESC reprogramada, una carrocería más limpia y agresiva... y, lo más importante, esa sinfonía de 740 PS que a cielo abierto podrá al limite los tímpanos de muchos.


A pesar de esa penalización de 50 kilos respecto al coupe que lleva a un peso total de 1.625 kilos, el rendimiento está a la altura de lo mejor. Con solo 3 segundos exactos para alcanzar los 100 km/h desde parado y una punta superior a 350 km/h, es uno de los convertibles más rápidos que existen. Además de uno de los pocos con un V12 en el centro, lo que hace aun más especial si cabe.

La única pega es el precio, que para los mortales es algo difícil de alcanzar: desde 313.666 € en Europa, 251.462 £ en el Reino Unido y 460.247 $ en los Estados Unidos.