Esto no es un Aventador, se llama "Tosca"

10 de septiembre de 2015

Lo que en apariencia podría decirse que es una Aventador acabado en Arancio Argos esconde algo que pocos se esperaban. No es un simple Aventador, es una mula de pruebas. Bajo sus entrañas esconde un nuevo sistema de propulsión híbrido de tres motores eléctricos y un V10 prestado del Huracán. Su nombre es Tosca.

¿Alguien dijo Asterión? Pues si, es el mismo grupo propulsor, pero no significa que el Asterión vaya a acabar produciéndose. Esta mula prepara el futuro de Lamborghini a bastante plazo, es un esbozo de lo que podrá ser el sustituto del Aventador, que llegara dentro de al rededor de un lustro. Aun tiene mucho que cambiar.

Os lo desgloso. El V10 es el mismo que se ve en el Huracán, pero en vez de propulsar las cuatro ruedas va únicamente acoplado al eje trasero, eliminado mucho peso de diferenciales y ejes de transmisión. Al V10 lo ayuda un motor eléctrico cuyo conjunto forma el final de la caja de cambios y el motor de arranque. 610 caballos del ICE (interna combustion engine) sumados a 100 del eléctrico trasero proporcionan 710 caballos solo en el eje trasero.


En el frontal hay dos motores eléctricos, cada uno de 100 caballos, total 200. Con el eje trasero suman 910 caballos en un conjunto que aun tiene margen de evolución y en un futuro podría superar la simbólica barrera de los 1000 caballos. Pero de momento habrá que conformarse con la nomenclatura "LPI 910-4".

Aun a pesar de lo que aligera el bloque V10 en lugar del V12 y la perdida del complicado sistema de transmisión, los motores eléctricos suponen un incremento de peso de más de 200 kilos, haciendo que esta mula pase fácilmente de los 1700 kilos. Aun queda mucho camino por delante hasta lograr un vehículo con cifras de peso aceptables.


En resumen, estamos ante una aproximación a un futuro no muy distante, más complejo técnicamente, donde la competencia va a ser tan feroz como siempre o más, donde Lamborghini no se puede quedar dormida. Motores más pequeños y eficientes acompañados de complejos e imaginativos sistemas híbridos están llamado a las puertas del mundo del motor, incluso en alta competición (F1, WEC...). Es tranquilizador ve que Lamborghini no se va a convertir en un fósil, y que su política es la evolución e innovación.

Via AutomobileMag.com via Lambocars