Lamborghini Aventador LP750-4 SV Roadster

14 de agosto de 2015

Ahora si, es oficial, y no como cuando Jordan Shiraki nos colo un gol por toda la escuadra hace unas semanas (y es que rectificar es de sabios, como reza el dicho popular). Es la variante abierta al cielo del nuevo Aventador SuperVeloce, que se presenta de cara al público este mismo fin de semana en Pebble Beach. 

No vemos un SuperVeloce descapotable desde el Diablo, que fue el primero que incorporó esta opción. Y al igual que aquel extremo bólido de los años 90 el Aventador hace su entrada en escena con el bloque V12 evolucionado presente en el coupe, un 6,5 litros que genera 740 bhp (750 PS) a 8400 rpm. 


Pero un SV no solo se basa en la potencia, también ha de estar presente en sus cifras un peso menor que la variante estándar, y así se ha hecho. El SV descapotable pesa 50 kilogramos menos que el LP700-4 equivalente. Y, aunque son 50 más que la variante cerrada, para un descapotable, con las mejoras necesarias para mantener el chasis rígido, el peso es contenido, tan solo 1575 kilogramos.

Se ha reducido peso de donde ha sido posible, optimizandolo hasta el último detalle. Acabados en fibra de carbono, los paneles del techo targa pesan solo 6 kilos cada uno, y están disponibles en carbono, color del coche, o cualquier otra combinación gracias a Ad Personam.


La unidad que se verá en Monterrey tiene el mismo acabado que el de las imágenes, con un color exterior azul claro y un interior con acentos rojos.


En total se producirán 500 SV Roadsters que se sumarán a los 600 estándar que, aunque ya han sido vendidos, no se entregarán hasta la próxima primavera.

Galería:

Lamborghini Aventador LP750-4 SV Roadster