Lamborghini Huracán GT3, esta vez va en serio

22 de enero de 2015

Una de las políticas de Ferruccio Lamborghini era la de que sus coches estaban orientados a la calle y no a los mundos de la competición. Sin embargo, con la cantidad de cambios de manos que la compañía ha tenido a lo largo de los años, hemos visto algunos esfuerzos más bien pobres por integrarse en el mundo de la competición.

Modelos de GT que no resistían carreras de larga duración debido a problemas de fiabilidad, motores de Formula 1 que no ofrecían prestaciones suficientes como para pelear por la victoria, por no decir ni por los puntos. Y, aunque parecía que las cosas empezaban a salir mejor ahora, de la mano de Reiter Engineering, Lamborghini ha tomado cartas en el asunto.

Con una buena inversión por parte de la marca se ha creado el primer modelo de competición oficial de la marca (al margen de los modelos Super Trofeo de su propia copa monomarca), el Huracán GT3.


En el apartado técnico decir que poco tiene que ver con un Huracán de calle. El chasis de Alu-carbon ahora incorpora una jaula de protección que cumple con la especificación FIA, y además tiene los marcos trasero y delantero modificados. El delantero ya no alberga dos radiadores, como el modelo de calle, sino uno de alto rendimiento, similar al del LP620-2 Super Trofeo. El marco trasero se ha remodelado para posicionar mejor la caja de cambios. Todo esto también se ha hecho pensando para poder mejorar la aerodinámica del conjunto, reduciendo el coeficiente aerodinámico y trabajando mejor la carga. El peso del conjunto se reduce a 1239 kilogramos, con una distribución de pesos 42/58 delante/detrás respectivamente, aunque será regulado después por la FIA.

Esta preciosidad tan llamativa correrá en las Blancpain Endurance Series de manera oficial. Con cinco carreras a través de Europa el Huracán GT3 demostrará su valía, sobretodo en las 24 horas de Spa-Francorchamps, prueba de fuego para la fiabilidad.

Pero no será Lamborghini de forma oficial la que pueda utilizarlo tan solo, por 369.000 € se podrá adquirir uno de estos bólidos, de los que, estoy seguro, son una apuesta ganadora.

Galería: