Ginebra, en resumen

16 de marzo de 2014

Nadie niega que el protagonista de la Noche Genovesa entre los Lambo no fue otro que el novísimo Huracán LP610-4, sin embrago si que hubo otras creaciones, y no todas vinieron de la mano de la gente de Sant'Agata. Aunque por seguir un orden empezaremos con el Huracán.

Aprecio en la noche de VAG como el absoluto protagonista, exhibiéndose de la forma más escandalosa posible, en parte gracias a su llamativo color amarillo, aunque lo hemos podido ver luego en gris, rojo, blanco...



Con sus 610PS extraídos del evolucionado propulsor V10 de su predecesor, acoplados a una caja de doble embrague y siete velocidades, transmitiendo potencia a las cuatro ruedas motrices, y con un peso en vacío de 1.422 kilogramos el Huracán viene pisando fuerte. Y viene para quedarse, ya son más de 1.000 las unidades encargadas hasta ahora.

Ad Personam se pone las pilas


El catalogo de opciones de Ad Personam, el departamento de personalización de Lamborghini se amplia generosamente. Lo qué quieras, cómo lo quieras ahora es más completo para hacer frente a los programas "Tailor Made" de Ferrari y "Special Opertaions" de McLaren.

Parte del nuevo paquete de opciones fueron mostradas en un espectacular aventador Roadster acabado en dos tonos, azul y plateado mate. Entre sus nuevos detalles destacaban la gran cantidad de inserciones en Composite Forjado en la carrocería y las llantas con acabado pulido y fondo azul.

Y llegó el tuning


Empezando con este diré que hay algunos detalles que no consigo entender. Las tomas de aire frontales por de pronto me parecen desproporcionadas, y la toma de aire en la cubierta motor muy poco integrada. Salvo las llantas poco se libra en este Aventador, cuya combinación de colores tampoco ha sido de lo más acertada. Sin embargo la potenciación recibida de 60 caballos adicionales es bien recibida. Diré que desde la muerte de Richard Hamann los acabados de la compañía han perdido bastante.


Bueno, para esta otra hay que tomárselo con calma. El monstruoso mash-up de detalles que Milan Supercars ha puesto en su Avanti Rosso ha creado el Aventador más recargado posible. Con un frontal estirado hasta donde ha sido legalmente posible, una trasera a la que le han crecido dos enormes abultamientos en forma de tomas de aire, y con unos detalles como el capo que imitan al Sesto Elemento este Aventador, del que poco más sabemos de lo que vemos, parace que haya sufrido demasiada cirugía estética.


Exagerado, pero no tanto como el anterior Mansory muestra un kit al que ha llamado Carbonado GT, del cual opino que sin algunos detalles que lo recargan demasiado estaría genial. Claro que esta edición limitada no destaca solo por eso, sino que sus 1.600 caballos tampoco pasarán desapercibidos.

 

Posiblemente el más logrado sin caer en el exceso es el kit de Fab Design, que incluye un nuevo juego de defensas y llantas de factura propia. El Spidron, ya que así lo han llamado, también incluye un ingenioso alerón que se monta sobre la cubierta del motor y así no afecta al alerón automático del propio Aventador.