Y ahora ya de forma oficial, Lamborghini Huracan LP610-4

20 de diciembre de 2013

Ayer os lo mostraba en imágenes, hoy además lo hago con detalles. El Lamborghini Huracán LP610-4 es el nuevo toro pequeño de Sant'Agata, sustituye al exitoso Gallardo y viene pisando fuerte.

Lamborghini ha empleado tecnología en este coche derivada del Sesto Elemento al combinar en el chasis aluminio con composite forjado (de ahí lo de Hexagon Project, además de algunos elemento del diseño). De este modo el peso del conjunto se establece en 1.422 kilogramos, con lo cual es 12 kilos más pesado que el Gallardo, aunque no sin razón. El vehículo es algo más grande que el Gallardo en todas sus medidas para así ganar habitabilidad.

Respecto al motor nos topamos con un viejo conocido. El V10 de 5,2 litros que, convenientemente actualizado, ahora genera 610PS y 560 Nm de par máximo. Estas cifras hay que agradecérselas un nuevo sistema de inyección directa estratificada IDS. Para los no entendidos esto permite trabajar al motor con inyección directa tanto como sin ella en función de como se inyecta el combustible.


La caja de cambios de nueva factura consta de siete velocidades y doble embrague. Los frenos son carbono-cerámicos.

Con esto tenemos una relación potencia peso de 2,33 Kg/CV. La aceleración se situa en 3,2 segundos de 0 a 100 km/h, y en 9,9 segundos de 0 a 200 km/h, situándolo en el selecto club de los 10 segundos. La velocidad punta, más que suficiente supera los 325 km/h. Con lo cual supera a su predecesor en todas sus prestaciones.

Respecto a su diseño es evolutivo, como comentamos ayer. Recogiendo elementos de los Lamborghini más recientes, especialmente del Sesto Elemento, el Urus y el Aventador. Sin embargo donde más se innova en materia de diseño en este coche es en los interiores. Ayer no pudimos fijarnos profundamente en este aspecto.

La unidades de las fotos presentan una combinación de colores negra en cuero y alcántara, una con costuras amarillas. Pero elementos nuevos se distinguen en el Huracán, como un nuevo cuadro de relojes, toberas de aire, una magnifica consola central inspirada en la del Aventador con un botón de arranque tipo caza. Pero con el detalle de tener un diseño flotante, atípico en Lamborghini hasta la fecha. Así como un detalle en forma de malla hexagonal bajo el salpicadero en el lado del copiloto sobre el cual se puede apreciar el logo de Lamborghini.

Una obra maestra que esperamos ver en vivo y ante sus rivales más directos. De momento nos deleitaremos con las imágenes que Lamborghini nos otorga y que yo os muestro en forma de galería.

Galería: