Curiosidad: Lamborghini Design 90

7 de septiembre de 2013

En la historia de Lamborghini existen multitud de modelos extraños, como el Frua Faena, el único modelo de Lamborghini de cuatro puertas (con perdón del LM002), el propio LM002, y una multitud de modelos conceptuales de toda índole. Pero de entre los de producción algunos destacan más que otros.

Quizás el que más destaca de todos es el Design 90, y es que este, para empezar, no es un coche. Es la única moto con el nombre de Lamborghini (oficialmente).

Fijaros si es especial que ni siquiera se fabricó en Italia, sino en Francia, por Boxer Bikes en Toulouse. La creación de estas motos vino derivada de la idea de Patrick Mimran de extender el nombre de Lamborghini a otras áreas.

Fueron producidas muy pocas unidades, seis para ser exactos, todas en 1986, costando cada una unos 13.500 dólares americanos. Aun así estaba considerada como una de las mejores motos del mundo. Y no es para menos, utilizaba piezas mecánicas japonesas de origen Kawasaki, incluyendo motores de 750, 900 y 1.000 cc. Con potencias comprendidas entre los 90 y los 120 caballos podía rebasar los 260 km/h.

Eran relativamente ligeras, pesando tan solo 180 kgs. Esto se debía al uso de un chasis de aluminio artesanal de Claude Fior, una auténtica obra de arte. Los amortiguadores eran únicos para este modelo, creados por Fournales, el escape provenía de Devil, los frenos de Brembo y Gotti se encargó de las llantas, todo artesanal.

Siendo prácticamente todas las piezas únicas para esta moto, tan artesanas que todas tenían pequeñas diferencias, y de tan corta producción, su coste actual es muy elevado. Queda convertida así en un auténtico artículo de coleccionista. Es una pieza realmente digna de una buena colección de motocicletas, pero encajaría perfectamente en la mejor colección de Lamborghini que exista.

Esta es la historia de la Design 90, extraña, pero Lamborghini de todas formas.