La Yakuza, un propietario inusual

28 de julio de 2013


No es un secreto que a los japoneses les gusten los coches, especialmente modificarlos. La Yakuza no es una excepción, si, la Yakuza, la organización criminal japonesa. Evidentemente la moralidad y la legalidad es mejor dejarlas a un lado en esta entrada.

Morohoshi-san, quien empezó con el estilo Bosozoku modificando motos, pasó a algo que el amaba desde que era joven, los Lamborghini. Y ya que es un gran empresario, aunque sus negocios sean de dudosa legitimidad, tiene dinero en cantidad, dinero como para poseer un Lamborghini Diablo, un Diablo que ya vimos en el Grande Giro, pero que en el vídeo queda más detallado.

Este Diablo altamente modificado creará división de opinión. Para con los gustos nipones encaja perfectamente, sin embargo en occidente lo considerarían muchos como una autentica horterada. Sin más, sumergiros en el universo de Morohoshi-san con este vídeo.