Lamborghini Veneno, el más bestia de Ginebra

4 de marzo de 2013

Ginebra es Ginebra, y no se puede faltar, menos aun cuando cumples 50 años. Y a ser posible hay que llevar algo especial, y siendo Lamborghini hay que elevar aquello de ser hortera y absurdo hasta el punto de que solo la propia Lamborghini puede conseguir que funcione a un nivel superior. Se llama Veneno y es simplemente espectacular.

Dentro de lo que es Lamborghini el Veneno es un ejemplo claro, aristas por doquier, alerones, tomas de aire y, ahora, una dosis adicional de dramatismo. Su diseño toma inspiración clara en los sport prototipos de Le Mans. La aleta de tiburón  el morro picudo, las aletas... son ejemplos claros de su inspiración en las carreras de resistencia. No me digáis que no habéis visto que sus opticas tienen cierto aire de compañia (Audi R18). Los detalles abundan como nunca lo han hecho antes, he de reconocer que desde el Countach Lamborghini no ha sacado nada tan atrevido. De paso los guiños al maestro Marcelo Gandini son también visibles para el buen observador, los pasos de rueda o el perfil de la trasera.


De interiores vemos composites por todas partes en una linea estática que hace imposible no recordar al Aventador J o al Sesto Elemento. Claro que los acabados son algo más complejos, pues esta bestia está homologada para circular.

Pero bajo esta bestia tan ancha y espectacular se esconde una base ya conocida, la del Aventador, claro que con mayor uso del Composite Forjado. Es por tanto, no solo más trabajado aerodinámicamente, sino que además es 125 kilogramos más ligero, si, 1.450 kilogramos en vacío. El propulsor también es el V12 de 6,5 litros del Aventador, solo que ahora es capaz de generar 750 PS. De este modo conseguimos un coche capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y una punta superior a los 355 km/h.

Pero lo más impresionante es la cifra de precio, sabemos es superior a los 3,5 millones de euros, aunque no importa demasiado, ya están vendidas todas las unidades, que por cierto no son más que tres. Solo está disponible en tres colores: verde, rojo o blanco, lo cual lo hace aun más exclusivo si cabe.

Este es el Veneno, un coche que acaparará muchas miradas en el Salón de Ginebra. Después de todo es el Lamborghini más arriesgado de todos los tiempos. Así empieza el aniversario Lamborghini.