El Gallardo LP600+ GT3 FL2, ahora de verdad

30 de marzo de 2013

Hace como cosa de dos meses Reiter Engineering mostró al mundo, en forma de recreación en tres dimensiones, su nuevo producto para los campeonatos de GT. Se trataba de un Gallardo similar al de 2012 pero actualizado estética y aerodinámicamente que destacaba principalmente por haber colaborado oficialmente en su creación la propia Lamborghini.

Aunque es muy fiel a las recreaciones en 3D originales se nota la ausencia de los paneles laterales del splitter delantero así como los paneles de fibra de carbono que extendían el difusor trasero de una manera similar al nuevo Super Trofeo. Sin embargo estas partes están reservadas a la función aerodinámica, lo que las hace variables en función del circuito en el que tenga lugar la prueba en la que participe.

El coche destaca por ser algo más más ancho que su hermano de calle, con unos pasos de rueda que se puede ver como cubren los neumáticos traseros. Los apéndices aerodinámicos dominan el frontal, donde ahora se aprecian dos aperturas justo delante de la luna de policarbonato. En la trasera se aprecia una cubierta motor 'plana' con diez branquias que cuando terminamos de descender acabamos encontrándonos con un gigantesco alerón trasero. Los escapes se encuentran encuadrados justo debajo del logo de Lamborghini, a ambos lados del tercer foco.


Entre otras mejoras es 25 kilogramos más ligero y consume menos carburante, así como desgasta menos los neumáticos sin restar agarre, lo que le permite hacer menos paradas, cosa importante en el mundo de la resistencia. Los costes por mantenimiento son menores, entre los 9€/km y los 12 €/km, y el precio es de 320.000 € sin impuestos.

A medida que los años pasan Reiter va consiguiendo más éxitos en campeonatos de GT y solo cabe esperar que el hecho de haberse aliado a Lamborghini de forma oficial no haga sino mejorar la, ya de por si, buena situación actual.