La ligereza del Sesto Elemento

27 de noviembre de 2012

999 kilogramos. Una cifra muy difícil de alcanzar para un automóvil superdeportivo a día de hoy. Lo que siempre me llevó a preguntarme como demonios Lamborghini consiguió un peso tan ligero en un automóvil cuya talla no era mayor que la del Lamborghini Gallardo. Siempre pensé que con un monocasco de fibra de carbono no era suficiente, y estaba en lo cierto. Pero es que el Sesto Elemento es más revolucionario como concepto de lo que aparenta.

El Sesto Elemento será uno de los primeros coches de altas prestaciones en incluir una serie de Elementos tan inusuales como sorprendentes. El primero es el chasis monocasco fabricado en el famoso "Forged Composite™", pero la cosa no queda ahí. Será el primero en incluir sub-estructuras de choque fabricadas en materiales no metálicos, dichos material no es otro que la fibra de carbono y el Composite Forjado. Lo mismo ocurre con los brazos de la suspensión, fabricados en composite.

Por ultimo destacar las lineas de escape cerámicas y las colas de fibra de carbono que resisten las altas temperaturas del motor V10 de 5,2 litros capaz de generar 570 PS. Con todo consigue una relación peso potencia de 1,7 kg/hp, lo que reduce las emisiones según Lamborghini en un 40% a la vez que mejora las prestaciones. Como bien sabréis 2,5 segundos es el tiempo que tarda en catapultarse hasta los 100 km/h desde parado y conseguir romper la barrera de los 350 km/h. Con estas cifras deja al Aventador un poco mal, pero no desesperéis. Toda esta tecnología verá la producción en serie en muy pocos años, y no me extrañaría que el Aventador se beneficie de ella en un futuro.