Lamborghini Jarama, el último GT

16 de mayo de 2012

Hoy os voy a hablar de un Lamborghini poco conocido para muchos, el Jarama. El Jarama fué el último de la saga de grandes turismos de Lamborghini. Fue diseñado por Marcello Gandini de Bertone y Con solo 327 ejemplares construidos entre 1970 y 1976 se hace una máquina difícil de encontrar a día de hoy.

Como curiosidad os diré que Ferruccio tenía un Jarama para uso personal. Lo podéis ver en la imagen de la izquierda.

El Jarama es entre otras cosas un intento de Lamborghini por entrar en el mercado americano. El Islero no respetaba las normativas de seguridad y emisiones americanas así que Lamborghini tuvo que crear un coche nuevo. El Jarama estaba basado en la plataforma del Islero, aunque recortada. Las dimensiones de este vehículo son en largo, ancho, alto y batalla 4485, 1820, 1190 y 2380 mm respectivamente. Con estas medidas albergaba a cuatro ocupantes en su interior.

En su diseño destacaban algunos detalles, como los faros semiocultos tras dos párpados para mejorar el coeficiente aerodinámico, sus marcadas aletas o las tomas de aire NACA sobre el capó similares a las del Espada, coche que usaba también la misma plataforma.

Para mover sus 1.540 kilogramos estaba presente bajo su capó el imponente V12 de la marca. Al igual que en el Islero S era un V12 DOHC A 60º y dos válvulas por cilindro alimentado por 6 carburadores Weber que desplazaba 3939 centímetros cúbicos. El motor generaba 350 caballos de potencia y 394 Nm de par que eran transmitidos hacia las ruedas traseras. Esto le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanzar los 245 km/h.

Jarama S:



Una versión mejorada fue construida en 1973, el Jarama S o 400 GTS. El V12 había sido retocado para que fuese capaz de generar 365 CV de potencia y 407 Nm de par. El coche había sido aligerado de paso hasta los 1.460 kilogramos, 80  kilos menos que el original. La aceleración no cambió, pero la punta se situó en 260 km/h.

Los interiores se rediseñaron ligeramente y la carrocería tambien. Ahora destacaba entre otras cosas el nuevo capó con toma de aire. Una caja de cambios automática Chrysler TorqueFlite de 3 velocidades fué puesta en opción en 1974 solo para el Jarama S

A día de hoy un Jarama S en buen estado puede llegar a los 30.000 USD, lo cual no es más caro que muchos de los deportivos de hoy en día. Si tenéis la oportunidad de conseguir uno os garantizo que estaréis haciendo una inversión a largo plazo y además disfrutaréis de un coche bastante raro, pero potente y tan Lamborghini como el que más.

Galería: