Lamborghini Aventador J en el salón de Ginebra

6 de marzo de 2012

"J", con esta simple letra Lamborghini está recuperando un nombre mítico, un nombre usado por última vez en el Lamborghini Diablo. Este nombre simboliza su marcado carácter de circuito, aunque originalmente era el nombre de cierta especificación para GTs de la FIA. Sin embargo este J no está destinado a la competición, pero si que es una auténtica máquina de circuito legal para circular en carreteras abiertas. Personalmente me encantaría montarme en este ejemplar único y pasearme por carreteras comarcales escuchando su poderoso V12 a cielo abierto. Es por esta razón que su dueño va a ser una de las personas más afortunadas del mundo en materia de automóviles.

Su inconfundible estilo no es otra cosa que la representación más clara del alma de Lamborghini. Extremo, loco, potente, rápido, brutal... son solo algunos de los calificativos que se le pueden aplicar a los Lamborghini, y este no es menos. Su inconfundible carrocería speedster está adornada con gran cantidad de elementos en fibra de carbono, elementos que le hacen mostrar una estética muy propia de un Jota. Aun así a todo, hay elementos que no estaban presentes en las imágenes oficiales, esto se debía a que eran recreaciones por ordenador. Algunos de estos elementos son las tuercas de las llantas pintadas en rojo, los soportes de los espejos retrovisores pintados o los anagramas "Aventador J" en los laterales de la defensa delantera. Sin embargo estas pequeñas diferencias solo lo hacen lucir aun más espectacular.

  

En cuanto a sus interiores hacen que el Aventador bien pudiese parecer un Sesto Elemento. El habitáculo se encuentra dividido por una consola central muy simple que se extiende hasta la cubierta del motor. Esta linea de separación tan característica se encuentra pintada en rojo. Los asientos de fibra de carbono están tapizados parcialmente por alcántara negra con costuras rojas en contraste.

 

El Aventador J nos sirve para pasar un corto espacio de tiempo hasta la llegada del Roadster, la cual será pronto. De mientras os ruego que os deleitéis con este monstruo de 4.890mm de largo, 2.030mm de ancho y solo 1.110mm de alto impulsado por el poderoso V12 de seis litros y medio capaz de generar 700 PS.

Video: