Un clásico único: Lamborghini 400 GT Monza

8 de enero de 2012

Tras 35 años oculto apareció en 2005 en el garaje de una mansión española de un "playboy" rico. Una pieza única que merecía ser contemplada tuvo que ser restaurada para ser puesta otra vez en funcionamiento, pero se consiguió que volviese a circular. Una obra de arte con tremendos dejes al eterno archienemigo, hablo, como no, de la casa de "il Cavalino Rampante", hablo de Ferrari.

Esta preciosidad es obra de Neri & Bonacini, casa que solía crear obras únicas sobre modelos de Ferrari, pero que tambien creó este Lamborghini sobre la base del 400 GT. Inspirado inequivocamente en el Ferrari 250 GTO se le otorgaba una linea a este 400 GT mucho más estilizada, con un morro más afilado y una luna delantera más cada. La trasera tambien es más deportiva. Rediseñada completamente tiene el detalle de parecer que el arco del pilar B quede marcado en el exterior. Una enorme luna trasera y unos pilares C muy largos junto con un trasera menos caída que la del 400 GT completan el diseño.

Ferruccio siguió de cerca este proyecto, con la esperanza de que podría obtener un mejor fruto que el de un diseño anterior de la autofficina Modenese de un ligero 350 GT. Se exhibió en el Motor Show de Barcelona de 1966. Se exhibió ahí por que su comprador era español, algo raro en la época franquista, así que el comprador había de tener algo más que un buen nivel de vida. Con la muerte de su dueño en 1970 el coche había hecho unos 7.000 kilómetros y fué guardado para no ser utilizado hasta hace unos pocos años.

Mecánicamente solo se puede decir que no dejaba de ser un 400 GT, con los 320 caballos de su V12 de 4 litros íntegros.

Si lo veis, por favor, no dudéis en fotografiarlo y compartirlo. Esta pieza única es una de las más bellas creadas bajo el nombre de Lamborghini. No os extrañéis si veis que lleva un anagrama en el que pone "Jarama" en la trasera, se cree que se debe al patriotismo de su primer dueño.