Sketches y proyectos ocultos: Stella

11 de enero de 2012

Stella, ese es el nombre inicial del proyecto L140, proyecto que dio lugar a un modelo que todos conocemos muy bien, el Gallardo. El Stella no llegó como se esperaba,  había de ser introducido con el nombre de Stella en el Salón de París del 2000, no como Gallardo en 2003. El Stella original era una idea que consistía en el rediseño completo y desarrollo del Calà. Cuando Audi asumió el control de Lamborghini Ferdinand Piëch dejo completamente de lado el prototipo Calà. Pidió que se rediseñara completamente cundo ya casi estaba listo para producirse.

En 1999 el señor Piëch y sus ingenieros decidieron rediseñar por completo el Calà para ser capaz de utilizar tantas partes como sea posible del futuro Audi S8, incluyendo la tracción "Quattro" y el motor V8 . Esto lo hicieron pocos meses después de decir que Audi no interferiría en el trabajo de Lamborghini, tambien dijeron que el nuevo Lamborghini no utilizaría partes Audi.


Aparentemente el V10 ya no entraba en los planes de la marca y se había reemplazado por un bloque V8 de 4,2 litros que hoy en día podéis ver evolucionado en el Audi R8, coche que esta basado en el propio Lamborghini Gallardo. De este modo Lamborghini no tendría que crear un V10 nuevo por su cuenta. 

Sin embargo Piëch volvio a abrir la boca en Febrero de 1999 diciendo que el V8 lo tenía que diseñar la propia Lamborghini a partir del olvidado motor del Jalpa, de este modo el sucesor de dicho Jalpa sería más fiel al original. A su vez dijo que si habría un V10 y lo puso a probar en el Kanto, cosa que rebajaba bastante a la marca, ya que dicho V10 hacía escasos 500 caballos, así que imaginada el V8. Afortunadamente el Kanto o Canto acabó con un V12 y este Lamborghini pequeño, completamente retrasado para desarrollar un nuevo V10 llegó a nosotros como el Gallardo.

Como se puede ver en el dibujo naranja, ya que el bronce metalizado fue la primera propuesta, completamente desechada a pesar de ser más parecida al Gallardo, el aspecto general era un poco menos redondeado que el Cala, con entradas laterales de aire grandes que comienzan en las puertas y los faros fijos, de aspecto muy similar a los utilizados en la Cala de hecho. Este nuevo diseño incorpora un pequeño alerón trasero, que se mueve en función de la velocidad, característica utilizada mucho a día de hoy.