Lamborghini Miura, el superdeportivo. Capítulo 4º: Jota, el primer bebe de Bob Wallace

28 de enero de 2012

"J", el Miura probablemente más espectacular jamas construido. Este fue un proyecto personal muy ambicioso de Bob Wallace. El coche recibía el nombre "Jota" por la letra J, letra que se refería a las especificaciones "J" de competición de la FIA. Desafortunadamente nunca entro en ninguna carrera, solo se construyó la unidad que tenéis en imagen  aunque si que se fabricarían 5 "SVJ" más tarde Jota solo hubo uno. Bob Wallace lo construyó para si durante fines de semanas y tardes, vamos, en su tiempo libre como si de un hobby se tratase.

Aunque el Jota pareciese un Miura en realidad poco tenía que ver en muchos de sus componentes con el modelo original, ya que muchos de estos fueron completamente rediseñados. La carrocería se reconstruyó en material ligero semejante al utilizado en los fuselajes de los aviones, el fondo y el chasis también estaban construidos en este material reemplazando al acero original. Se suprimieron los faros escamoteables y se sustituyeron por unos fijos y se rediseñó la carrocería dándole un diseño mucho más agresivo, con un spliter delantero doble inclinado para dar apoyo a altas velocidades y salidas de aire desde los pasos de rueda delanteros. Las ventanas se reemplazaron por unas de plástico muchísimo más ligeras y se le colocó una sola escobilla del limpiaparabrisas en el centro en lugar de los dos que llevaba el Miura original. La trasera se retocó menos pero si hubo cambios, como la presencia de cuatro colas de escape dos a dos.



Aunque no hay fotos os aseguro que el interior fue altamente modificado tambien. Se removió prácticamente todo el tapizado así como que la consola central desapareció. Se instalaron unas ruedas Campagnolo muy anchas, por lo que la suspensión completa tuvo que ser rediseñada, la rueda de repuesto se trasladó a la parte trasera del coche para mejorar la distribución del peso, también se eliminó el tanque de combustible en la parte delantera, y dos más pequeños (60 ltros cada uno) fueron colocados en el marcos de las puertas. 

Bob Wallace también modificó el motor, aumentando la relación de compresión, ajustó de levas e instaló un modificado un sistema de encendido electrónico, a su vez instaló un sistema de lubricación por cárter seco y cambio del sistema de escape para competir con cuatro colas como os he contado antes. Todas estas modificaciones aumentaron la potencia motor hasta unos más que espectaculares 440 CV. Los radiadores de aceite se cambiaron para unas unidades procedentes del Islero y la caja fue cambiada por una con relaciones más cortas.

El Jota cubrió más de 20.000 kilómetros en pruebas para Pirelli y su desarrollo de los neumáticos H60 VR15, posteriormente usados en el Miura normal.

Esta único Jota ya no existe, cuando los problemas surgieron por primera vez en Sant'Agata, el Jota fue vendido como un bien muy valioso. InterAuto, un industrial en Brescia, compró el vehículo. En abril de 1971, el automóvil se estrelló en la carretera de circunvalación aún sin abrir en las afueras de Brescia. El coche se incendió y quedó completamente destruido, ni siquiera el chasis pudo ser restaurado. Por eso el que veis en las imágenes es una réplica. Aunque hecha con tal fidelidad que resulta imposible diferenciarla del original, incluso a niver mecánico o de materiales, es idéntico.

1º- Lamborghini Miura, el superdeportivo. Capítulo 1º: P400