Los premios Top Gear: mejor supercoche del año

28 de diciembre de 2011

Cómo no, tenía que ser para el. El Lamborghini Aventador LP700-4 ha sido galardonado con el prestigioso (o no) premio Top Gear 2011 al mejor supercoche del año. Top Gear destaca su caja de cambios de un solo embrague ISR, su estructura en fibra de carbono, su suspensión "push-rod", sus enormes frenos carbono-cerámicos, su alta tecnología de circuito, su fantástica aceleración... Tambien destaca su manejo en carreteras complicadas (véase la foto). Sobretodo destaca su precisión tanto a bajas como altas velocidades independientemente del terreno.

Así el Aventador se lleva un trofeo más para la vitrina de Sant'Agata Bolognese. Sin duda alguna este nuevo monstruo está demostrando ser un sucesor digno del Diablo y el Murcielago, pero sobretodo del Countach, modelo del que recupera los cortes afilados y el espíritu de la brutalidad. Sin embargo se adapta a los nuevos tiempos siendo una máquina manejable y sencilla de conducir que, a pesar de ello, en manos expertas puede dar más de una sorpresa a alguien.