La saga V8. Capítulo 4º: Athon

29 de noviembre de 2011

El Salón de Turín de 1980 se está celebrendo. Ya ha pasado casi un año desde que cesó la producción del Lamborghini Silhouette. El vacío en la saga V8 se empezaba a notar. El Silhoutte había resultado un fracaso y había que hacer algo. Bertone intentó algo diferente en forma de concepto. Un coche de aspecto futurista y de diseño radical. El nombre de dicho prototipo es Athon, nombre que le viene otorgado por el dios del sol egipcio.

Obra de Marc Deschamps, sucesor de Marcello Gandini en Bertone, el Athon contaba con una base derivada del Silhouette, aunque a diferencia del Silhouette es un autentico descapotable y no un targa. El motor tambien deriva del Silhouette, el V8 DOHC transversal de 2995,8 cc en posición central. Y, como en el Silhouette, generaba 260 caballos. La velocidad punta del Athon era de 260 km/h. 

Sin embargo Lamborghini nunca lo quiso poner en producción. Lo único que se hizo con este coche fue exhibirlo en circuito y llevarlo al museo de Bertone inmediatamente después.

La situación económica de la marca solo iba a peor y necesitaba algo que funcionase, no algo tan arriesgado como el Athon. Lamborghini necesitaba hacer algo y ese algo se demoraría hasta el año 1981, cuando se presento el Jalpa, del cual ya os hablaré más adelante, en el quinto capítulo.

La saga V8: Capítulo 1º: Urraco