Genesis, el prototipo de Bertone que Lamborghini jamás fabricó.

22 de febrero de 2011

Corría el año 1988, Bertone quería algo impresionante para el Salón de Turín, y tanto que fue impresionante, Bertone intento crear el monovolumen definitivo. Con más de 30.000 horas de trabajo en el Centro Stile Bertone con Marc Deschamps, creador del Renault 5 entre otros.

Bertone dotó al extraño vehículo de un aspecto curioso, aunque las puertas traseras son correderas el frontal se abre en dos partes a modo de alas de gaviota. Con un interior practico, como el de un monovolumen, y un lujo solo propio de un deportivo. El Genesis tenia muchas ventajas.

El Genesis montaba el mismo V12 de 5,2 del Countach Quattrovalvole, y por supuesto, contaba con los 455 caballos íntegros del propio Countach, solo que iba montado en posición delantera. Era un bloque enorme para un monovolumen por lo que obligo a colocar los asientos encima del motor.

El prototipo contaba con unas dimensiones de 4475 mm de longitud y 2000 mm de anchura, y debido a sus proporciones contaba con un peso en vació superior a los 1800 Kg, por lo que le suponía grandes problemas a las suspensiones. Debido a estos fallos y a que Lamborghini ya tenia el LM002 en producción no le interesaba para nada desarrollar un monovolumen, eso hubiera sido una apuesta demasiado arriesgada. Así que tomándolo como un halago por parte de Bertone lo dejaron en el estado de prototipo.